Díaz inaugura en Villacarrillo el primer centro de España de experimentación y ensayo con aviones no tripulados

Andalucía21/03/2014

Díaz inaugura en Villacarrillo el primer centro de España de experimentación y ensayo con aviones no tripulados

Con una inversión de 4,5 millones, estas instalaciones sitúan a Andalucía a la vanguardia en un campo aeronáutico con proyección a nivel mundial

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha inaugurado en Villacarrillo (Jaén) el Centro de Vuelos Experimentales ATLAS, el único de España dedicado íntegramente a la experimentación de tecnologías y sistemas de aviones no tripulados ligeros, y el primero en Europa con instalaciones que han sido concebidas expresamente para la investigación y desarrollo de este tipo de tecnologías.

El centro ha sido desarrollado por la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, a través del Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales (CATEC) y la Fundación Andaluza para el Desarrollo Aeroespacial (FADA), con una inversión de 4,5 millones cofinanciados con fondos del Programa Operativo FEDER.

ATLAS surge con el fin de ofrecer al mercado aeronáutico internacional una instalación científico-tecnológica de excelencia para realizar de manera segura ensayos, simulaciones y validación de tecnologías aplicables a este tipo de aeronaves no tripuladas de tamaños pequeño y medio, también llamadas UAV’s, y su operación en el espacio aéreo.

El proyecto forma además parte de la apuesta del Gobierno andaluz por el impulso a la industria aeronáutica de la comunidad, un sector estratégico porque genera riqueza, empleo y contribuye a dotar la economía de una mayor competitividad.

Con ATLAS, la comunidad se sitúa a la vanguardia en uno de los subsectores con mayor proyección a nivel mundial, el de los aviones no tripulados, y en el que más se está centrando la investigación y el desarrollo de nuevas tecnologías, tanto militares como civiles, a nivel internacional.

Asimismo, potenciará la actividad industrial sobre UAVs que, de una manera cada vez más creciente, se viene desarrollando en la comunidad a través de diferentes empresas, al tiempo que permitirá incorporar a la provincia de Jaén al eje del desarrollo del sector aeroespacial en Andalucía.

Las obras del centro acaban de concluir con su puesta en funcionamiento, si bien las instalaciones ya acogieron a finales del pasado mes de octubre los primeros vuelos con vehículos aéreos no tripulados, como parte de una campaña de ensayos para probar la pista principal de aterrizaje y despegue, así como la activación del espacio aéreo segregado asociado y su correcta utilización.

La Junta pretende dotar a la región de la oferta más avanzada para ensayos con aviones no tripulados en Europa, ya que este centro, especializado en aeronaves de tamaño pequeño y medio, se completará con otro proyecto de experimentación de aviones no tripulados de gran tamaño, que llevará por nombre CEUS y que se ubicará en las instalaciones de El Arenosillo (en Moguer, Huelva).

El Gobierno andaluz espera que tanto ATLAS como CEUS supongan la creación de nuevas oportunidades para la industria auxiliar aeronáutica y la atracción de inversiones, además de ser un respaldo a la labor investigadora que ya desarrollan centros tecnológicos y Universidades de Andalucía en este ámbito y ampliar el campo de influencia de este sector estratégico que crea empleo y regenera el tejido productivo andaluz.

Andalucía es en la actualidad la segunda comunidad en facturación y empleo en la industria aeronáutica, con más de 1.800 millones de euros facturados y 11.300 puestos de trabajo directo. El sector representa ya el 1,28% del PIB global andaluz y el 17% del PIB industrial manufacturero de la región.

Un espacio único para ensayos con UAV’S
El objetivo de ATLAS es poner a disposición de las grandes compañías y entidades del mercado aeronáutico internacional una instalación de excelencia para ensayos y validaciones tecnológicas con aviones no tripulados de tamaño pequeño y medio.

De hecho, el centro ya cuenta con un acuerdo de colaboración con Boeing Research & Technology-Europe (BR&T-Europe), el centro europeo de I+D de Boeing, para facilitar el uso de sus instalaciones y realizar sus propios ensayos con tecnologías relacionadas con aviones y vehículos aéreos no tripulados (UAV’s).

De esta manera, este espacio pretende jugar un papel importante en la validación de nuevas tecnologías y aplicaciones para su uso en el ámbito civil, como pueden ser la gestión de desastres naturales, incendios y accidentes medioambientales, vigilancia de tráfico terrestre o marítimo, comunicaciones, meteorología, protección del medio ambiente, apoyo a agricultura y aplicaciones forestales, fotografía aérea, cinematografía, cartografía, y aplicaciones en defensa, seguridad y protección civil.

Características del Centro
El Centro ATLAS se ubica en el paraje de Herrera, en Villacarrillo (Jaén), un enclave que destaca por disponer de un espacio aéreo cuya situación, climatología y orografía son idóneas para el desarrollo de vuelos experimentales con aeronaves no tripuladas.

Las instalaciones, diseñadas por la firma de ingeniería aeronáutica andaluza AERTEC Solutions, disponen de un aeródromo dotado de instalaciones de excelencia, entre las que se incluyen una pista principal de aterrizaje y despegue de 600 metros de longitud y una auxiliar de hierba de 400 metros, una plataforma de espera y calle de rodaje para acceso a las pistas, una zona especial de aterrizaje para pequeños helicópteros, y un edificio técnico de tres plantas para la planificación y el seguimiento de las misiones (torre de control con radar, sala de comunicaciones e instalaciones asociadas) y servicios (oficinas, despachos, sala de formación, etc.).

Además, cuenta con varios hangares independientes con talleres de mantenimiento y reparación de los UAV’s, y otras instalaciones para el soporte logístico-técnico del centro, así como de una reserva de espacio aéreo segregado con una extensión aproximada de más de 1.000 kilómetros cuadrados. ATLAS tiene capacidad para albergar aeronaves o sistemas no tripulados ligeros y tácticos, con una envergadura máxima de 12 metros, y un peso máximo al despegue inferior a 650 kilos.

Las principales actividades que se desarrollarán en el Centro consistirán en estudiar cómo mejorar la capacidad de los aviones no tripulados y probar su eficacia en el aire. En concreto, se realizarán operaciones de UAV’s ligeros y tácticos, se validarán tecnologías de navegación, guiado y control de aeronaves, así como nuevas técnicas, ensayos y certificación de vehículos no tripulados y la cualificación de pilotos, operadores y mecánicos de mantenimiento de este tipo de siste-mas aéreos.

Aviones no tripulados
Los aviones no tripulados son naves que pueden ser operadas mediante control remoto o que disponen de capacidades de vuelo sin intervención humana, evitando el riesgo inherente a los vuelos tripulados en entornos hostiles, condiciones de vuelo con escasa visibilidad o, en general, con condiciones meteorológicas adversas.

ATLAS supone, además, un importante respaldo a la experiencia investigadora sobre los vuelos no tripulados en el ámbito civil y a la labor que se viene haciendo en los últimos años en varias instituciones y centros tecnológicos ligados al sector aeronáutico en Andalucía, entre ellos el Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales (CATEC), que gestiona también FADA.

CATEC tiene entre sus líneas estratégicas el desarrollo de proyectos relacionados con aviones no tripulados. En este marco, está trabajando en proyectos de investigación dirigidos a desarrollar múltiples aplicaciones y sistemas con UAVs, como tecnologías de cooperación entre varios vehículos no tripulados y robots para su aplicación en misiones de protección civil y apoyo en catástrofes; sistemas embarcados inteligentes en aeronaves no tripuladas para la lucha contra incendios, o aplicaciones que permitan que los aviones puedan, en el futuro, gestionar y resolver conflictos en el tráfico aéreo de forma autónoma.

  • COMPARTIR EN
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Google+