Economía dirige los recursos de su departamento al apoyo empresarial y la creación de empleo

Andalucía08/06/2012

Economía dirige los recursos de su departamento al apoyo empresarial y la creación de empleo

Ávila reivindica al Gobierno de España buscar los mecanismos para rectificar en los recortes de las Políticas Activas de Empleo, solucionar la paralización de las inversiones en renovables con la supresión de las primas y que antes de final de mes la Junta disponga de la cuantificación de las desviaciones del período 2008-2011 en la aplicación de la DAT.

El consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Antonio Ávila, ha comparecido hoy en el Parlamento de Andalucía para informar de las líneas de actuación de su departamento que contempla 30 medidas y que, según ha subrayado, volcará sus esfuerzos y recursos en impulsar la actividad productiva y la creación de empleo. Para el consejero, tal decisión se concreta en la propia estructura del Gobierno andaluz, que hace confluir en un mismo departamento la planificación, programación y coordinación de la política económica con la innovación en los sectores productivos a partir de la aplicación del conocimiento científico, y que además, presta una atención especial a autónomos y economía social como actores relevantes para abordar la recuperación económica.

En su intervención a petición propia, el consejero ha realizado un análisis de la situación de la economía española y andaluza, rechazando la idea de que exista un excesivo endeudamiento público. “Las recetas basadas en exclusiva en un fuerte recorte del gasto público son inapropiadas para mejorar la raíz del problema”, ha asegurado, al tiempo que ha considerado que “en un contexto de falta de financiación y de fuerte apalancamiento del sector privado, esta política de contracción excesiva del gasto público es la que nos está llevando a la recesión. Es necesario combinar políticas de crecimiento con consolidación fiscal de las cuentas públicas como han hecho otras economías, como EE.UU., con un papel activo de la Reserva Federal, frente a la pasividad del BCE”.

Partiendo de este análisis, el consejero ha señalado el paro como el “principal problema” de Andalucía y, por ello, “la creación de empleo por el conjunto de la economía es un reto prioritario para el Gobierno andaluz”. Ha recordado que los “primeros esfuerzos” de la legislatura se han centrado en la puesta en marcha de un Plan de Choque a favor del empleo, que además favorezca combatir el paro de larga duración y de aquellas personas paradas que han perdido prestaciones. Este Plan, recogido en acuerdo de Gobierno, estará en funcionamiento este verano con una dotación de 200 millones de euros.

De la misma forma, ha añadido que ya se trabaja en la elaboración de la Agenda Andaluza por el Empleo con la aportación en común de recursos y la puesta en marcha de políticas fruto del consenso y el diálogo con todos los agentes económicos y sociales implicados en el desarrollo de Andalucía. “A diferencia de lo que hace la derecha donde gobierna, imponiendo decretos y medidas sin diálogo, en Andalucía, la experiencia nos dice que una política económica es más eficaz cuanto más consensuada esté con los agentes económicos y sociales”, ha sostenido el consejero, quien ha reservado parte de su intervención a destacar el papel de la economía social y los autónomos en la salida de la crisis.

Economía social

Para Ávila, “el apoyo a la economía social supone contribuir al proceso de renovación del modelo productivo hacia actividades que integren los sectores tradicionales y los nuevos sectores emergentes”. Por ello, el Gobierno se ha marcado como objetivo duplicar el peso de este sector en Andalucía hasta alcanzar el 16% de la actividad y el empleo en el horizonte 2020.

Con este fin, la Consejería desarrollará el III Pacto Andaluz por la Economía Social para cuya elaboración trabajará con el sector para promover la cultura y la actitud emprendedora, la generación de empleo de calidad, la competitividad y la innovación, la mejora de las estructuras y servicios a empresas y el desarrollo de empresas en sectores estratégicos. Además, en los próximos cuatro años, se aprobará el Reglamento de Desarrollo de la Ley de Sociedades Cooperativas Andaluzas y se creará el Consejo Andaluz de Economía Social.

Otra de las líneas fundamentales de la Consejería en este ámbito será propiciar la cooperación y la integración de cooperativas y sociedades laborales para ganar una mayor dimensión y competitividad y desarrollar estrategias comunes entre empresas.

Autónomos

En materia de autónomos y emprendedores, Ávila ha señalado como objetivos de la nueva Dirección General de Autónomos el fomento de la cultura, la actitud y la actividad emprendedora, así como contribuir expresamente a la creación de más y mejores empresas generadoras de empleo de calidad, afianzando la Red Territorial de Apoyo a Emprendedores.

Para ello, se aprobará el Plan Estratégico del Trabajo Autónomo, se pondrán en marcha las distintas instituciones recogidas en la Ley 15/2001, de 23 de diciembre, Andaluza de Promoción del Trabajo Autónomo y se implementará el Plan de Fomento de la Cultura Emprendedora en el Sistema Educativo Público de Andalucía.

Innovación y sectores productivos

La medida más relevante de apoyo a las empresas y de dinamización de la economía de esta Consejería tiene que ver con su participación en el Instituto Público de Crédito Andaluz, que coordinará la intervención en la actividad productiva de Andalucía de los fondos reembolsables con que se dote la actividad financiera de la Junta de Andalucía con el fin de articular diferentes instrumentos de financiación empresarial, tales como préstamos, préstamos participativos, entradas en capital y avales. Estos fondos reembolsables estarán dotados con 1.500 millones y atenderán diferentes sectores y ámbitos estratégicos y prioritarios para la economía andaluza.

Además, ha explicado Ávila, se contribuirá a la minoración de las necesidades de liquidez mediante un sistema de compensación de deudas entre pymes, que permita asociar empresas para que compensen entre sí pagos y cobros recíprocos y se actuará sobre la prestación de avales entre pymes, mediante un sistema reforzado de garantías recíprocas. Para facilitar el acceso a financiación se centralizará el conjunto de la intervención de la Junta de Andalucía en este mecanismo y se coordinará con las anteriores líneas.

Igualmente, Ávila ha indicado que se modificará el Fondo de Reestructuración Empresarial, que está vinculado al Programa de Ayudas a Empresas con Dificultades Coyunturales, para abrir su alcance a las empresas en dificultades por necesidades de liquidez provocada por la falta de circulación del crédito, aunque no estén en crisis.

Además, se seguirá apoyando el Programa FEDER INNTERCONECTA, por lo que se preparará una nueva convocatoria de 50 millones para 2012 en la que se dará mayor protagonismo a las pymes, adaptando los sectores a la apuesta estratégica de la Junta de Andalucía y apoyando proyectos de menor tamaño y cuantía.

En un futuro inmediato se pondrá en marcha el Fondo para el Fomento de la Cultura Emprendedora en el ámbito universitario que se dotará con 22 millones, se trabajará en la firma de un convenio con el Banco Europeo de Inversiones para la aportación de liquidez a las operaciones de algunos de los fondos y se crearán nuevos fondos especializados a partir del Fondo Capital Riesgo de JEREMIE.

La Orden de Incentivos a la Innovación y Desarrollo Empresarial, gestionada también por la Agencia IDEA y con una nueva dotación de 250 millones de euros hasta 2013, seguirá jugando un papel fundamental para impulsar proyectos de I+D, cooperación, creación y modernización empresarial.

Igualmente, se seguirá dedicando especial atención a la prestación de servicios avanzados, incidiendo en la captación de inversiones, la promoción de la innovación en el tejido productivo andaluz y su sostenibilidad o la prestación de servicios tecnológicos, profundizándose en el servicio que los programas Empresa 24 horas, Campus Plus+ e Innoempresa ofrecen, y que ya han atendido a más de 1.700 empresas.

Internacionalización

De igual forma, el titular de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo ha destacado la importancia del comercio exterior en la recuperación económica. Para ello, Ávila ha comprometido el apoyo a las pymes andaluzas para que incrementen su grado de apertura al exterior con la elaboración del Plan Estratégico para la Consolidación e Impulso de la Internacionalización de la Economía Andaluza (2013-2016). El objetivo es aumentar la competitividad de las empresas, promover y arraigar su internacionalización después de que desde 2008, ya en crisis económica, las exportaciones andaluzas al extranjero hayan crecido un 43,1%, casi el triple que el registrado como media en las comunidades autónomas (15,9%).

Planificación y fondos europeos

El consejero también ha analizado el nuevo Marco Financiero Plurianual, que abarcará el período 2014-2020 y sobre el que ya se han iniciado los trabajos para la definición de la estrategia de desarrollo regional del Gobierno andaluz que tenga en cuenta las Directrices Europeas, se inserte en la Estrategia 2020, y saque el máximo provecho a estas ayudas en el contexto andaluz, con coherencia e integración entre las actuaciones financiadas por Europa y nuestras propias actuaciones.

En este sentido, el consejero Ávila ha manifestado la necesidad de trabajar con el Gobierno de España para no erosionar lo conseguido hasta ahora, que considera a Andalucía dentro de la categoría de Regiones de Transición, permitiendo afrontar el cambio al nuevo marco de forma gradual.

De la misma forma, la Consejería está trabajando en el marco actual para garantizar un cierre de los Programas 2007-2013 en el que se absorban todos los recursos ofrecidos por Europa con eficiencia y eficacia.

Conocimiento y transferencia

Por otro lado, Ávila ha subrayado el “papel predominante” del conocimiento y su generación en la configuración de la nueva Consejería, por lo que ha defendido el sistema universitario público andaluz, con una financiación suficiente y precios de matrícula acordes con la capacidad adquisitiva de las familias andaluzas.

Según sus palabras, “en el contexto económico actual, es necesario desarrollar una gestión económica en el sistema universitario andaluz basado en la eficiencia en la gestión del gasto público, y en el seguimiento y control de las actuaciones que se van a poner en marcha”.

El consejero ha reiterado la apuesta del Gobierno andaluz por la Educación Pública en Andalucía, y en particular por la Educación Universitaria, modernizando el Sistema Universitario, mediante su adaptación al Espacio Europeo y la mejora de sus infraestructuras. Y ha puesto de manifiesto la inversión de más de 6.885 millones de euros, dotando a las 10 Universidades públicas de recursos e infraestructuras que garantizan la calidad y que prepara a Andalucía para lo que el mundo globalizado demanda.

También ha querido destacar la política de becas de la Consejería que permiten que la falta de capacidad económica no impida el desarrollo de la capacidad intelectual. Así, más de 19.000 jóvenes universitarios andaluces han podido formarse con las becas Erasmus, que el Gobierno andaluz ha complementado con 43,4 millones y más de 400 jóvenes han aprovechado la excelencia de las mejores universidades del mundo con las Becas Talentia, una apuesta de más de 12 millones de euros.

Investigación

En opinión de Ávila, Andalucía ha dado “un salto cualitativo y cuantitativo” en cuanto a los resultados conseguidos por los agentes andaluces del conocimiento en sus respectivos ámbitos. De ese lado, la decisión del Gobierno andaluz de incentivar el desarrollo de la I+D+i en Andalucía ha hecho que desde 2008 se hayan financiado actuaciones para I+D+i andaluza por valor de 516,4 millones.

También ha precisado otras actuaciones que se han dirigido a fortalecer y fomentar espacios dedicados a la I+D+i, para las que se han destinado en total 338 millones, en las líneas de apoyo e impulso a parques científico tecnológicos, a los que se ha dotado de un marco de financiación estable, de carácter estructural, vinculado a la consecución de objetivos que, desde 2010 ha supuesto 173,7 millones.

El esfuerzo en nuestra Comunidad Autónoma en la apuesta por la I+D ha supuesto un crecimiento del 9’4% frente al descenso del 1’1% de media en el resto de regiones.

Sociedad de la información

En materia de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información, Ávila ha incidido en que la apuesta andaluza consiste, además de en contribuir al desarrollo económico, en seguir impulsando una estrategia de cohesión territorial y de inclusión social que hoy en día es ya de referencia mundial.

De la misma forma, ha destacado, que se facilitará la adquisición de nuevas tecnologías para personas con discapacidad y se seguirá trabajando para mejorar el acceso a las TIC y motivar el interés y el conocimiento hacia las mismas.

El consejero ha señalado los 1.900 millones invertidos en el Plan Andalucía Sociedad de la Información, cuyos resultados marcan la “situación de partida” del siguiente instrumento de planificación en esta materia: la Estrategia Digital en Andalucía, “Andalucía Más Digital”. “Será una de las palancas de la economía andaluza para superar la actual crisis y una apuesta clara por la optimización de los recursos y por la coordinación dentro de la Administración andaluza y entre los diferentes agentes económicos y sociales”, ha puntualizado.

En cuanto a la gestión de la Red Corporativa se mantendrán unos ahorros en la facturación cercanos al 40%, gracias a las soluciones implantadas.

Industria sostenible

En materia de industria, se continuará con el apoyo a este sector a través del Programa de Incentivos para el Fomento de la Innovación y el Desarrollo Empresarial y de los fondos reembolsables, y se favorecerá la cooperación empresarial para generar sinergias y complementariedades y para fortalecer la capacidad de penetrar en los mercados exteriores.

Se trabajará en el marco de la estrategia para una industria innovadora y competitiva definida en el Plan Andaluz de Desarrollo Industrial (PADI 2008-2013) y se avanzará en la modernización de los servicios públicos vinculados al sector industrial, a través de un marco jurídico y empresarial que genere un entorno favorable para la implantación y el crecimiento de las industrias, reduciendo los trámites administrativos.

En el ámbito de la minería, el consejero ha asegurado que se apoyará este sector tradicional andaluz como generador de riqueza, innovación y empleo, y se respaldará como motor de desarrollo socioeconómico de determinadas comarcas y pueblos de Andalucía, con lo que se continuará con el desarrollo del Plan de Ordenación de Recursos Minerales de Andalucía (Pormian).

En energía, el consejero se ha comprometido, por un lado, a continuar trabajando por mantener el liderazgo de Andalucía en el desarrollo e implantación de las energías renovables, que ya aportan el 15% del consumo de energía primaria de la región y, por otro, a reforzar la estrategia de ahorro y eficiencia energética, pasando ésta de ser una opción a ser una prioridad de nuestra política.

Para ello, se dará continuidad al actual plan en vigor (el Plan Andaluz de Sostenibilidad Energética, PASENER 2007-2013) y se formulará uno nuevo de planificación en el que, además de seguir apostando por las energías renovables y por el ahorro y la eficiencia energética, se situará al ciudadano en el centro de la acción energética, fomentando la generación de energía por parte de éste y haciéndole parte activa y prioritaria en las actuaciones de ahorro y eficiencia energética.

En este marco, Ávila ha vuelto a trasladar al Ministerio de Industria, Energía y Turismo, la necesidad de solucionar la paralización de las inversiones y la indefensión jurídica que se tiene en Andalucía con la aplicación del Decreto de primas en energías renovables, que está haciendo peligrar fuertes inversiones directas e indirectas, la creación de un gran número de empleos directos e inducidos en industrias complementarias y el propio desarrollo de tecnologías en las que España es ya referente mundial.

Empleo

Centrado en el carácter transversal de todas estas políticas y tenidas en cuenta en el conjunto de actuaciones de la Junta de Andalucía, el consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo ha insistido en el diálogo y la concertación social como base fundamental para profundizar y desarrollar las acciones.

En este contexto, ha expuesto las líneas maestras de las medidas y programas para el acceso y permanencia de los jóvenes al mercado de trabajo; para el reciclaje de desempleados de larga duración; destinados a personas con discapacidad; la incorporación de las mujeres al empleo en condiciones de igualdad; para poblaciones con riesgo de exclusión social; normativa a desarrollar en materia de seguridad y salud laboral; mecanismos de intermediación y demás acciones enmarcadas en las Políticas Activas de Empleo promocionadas, fundamentalmente, a través del SAE.

Apartado éste, en el que Antonio Ávila ha informado de que requerirá una reunión de carácter urgente con el Ministerio de Empleo para que pueda rectificar en su decisión de aplicar un recorte del 57%, que para Andalucía suponen 400 millones de euros menos con respecto a 2011, poniendo en jaque las acciones de estas políticas en un momento como este, además de provocar a final del presente mes de junio el despido de 1.330 trabajadores especializados en la promoción y ejecución de estas acciones en todo el territorio andaluz.

El Gobierno andaluz informará a los sindicatos UGT y CC.OO. que trasladará al Ministerio su compromiso de asumir durante 3 meses la financiación de estos recursos de personal en las condiciones que permita su capacidad presupuestaria, con el fin de dar más tiempo para que rectifique y pueda articular un Plan Extraordinario para el Empleo.

Durante el desarrollo de la Comisión, el Consejero de Economía, también ha reivindicado saldar la deuda del Gobierno de España con Andalucía recogida en la Disposición Adicional Tercera del Estatuto de Autonomía para Andalucía, deuda que asciende a 1.504’54 millones de euros en los años 2008 y 2009 y que ha sido reclamada, negociada, reconocida y pactada con el anterior Gobierno.

Además, se ha informado a los miembros de la Comisión de que, igualmente, se ha instado al Secretario de Estado de Administraciones Públicas a que se remitan las cifras correspondientes al ejercicio 2010; a que antes del próximo 30 de junio el Ministerio de Hacienda facilite la inversión realmente ejecutada por el Estado durante 2011 en Andalucía; y que se subsane el incumplimiento de la aplicación de la DAT en el Proyecto de Presupuestos del Estado del 2012. Todo ello en cumplimiento de la metodología aprobada y aplicada en la Comisión Bilateral de Cooperación Estado-Junta de Andalucía.

  • COMPARTIR EN
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Google+