Empresas de Jaén conocen el programa de ayudas financieras a pymes industriales de la Junta, con 58 millones para 2014

Jaén13/4/2014

Empresas de Jaén conocen el programa de ayudas financieras a pymes industriales de la Junta, con 58 millones para 2014

Ana Cobo señala que este programa tiene como objetivo paliar la actual restricción de crédito a las firmas, que podrán ganar tamaño y crear empleo

Empresas de la provincia han conocido hoy en la jornada informativa de la Confederación de Empresarios de Jaén (CEJ) el programa de Ayudas Financieras a las Pequeñas y Medianas Empresas de Andalucía de la Junta. La delegada territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Ana Cobo, que ha presentado esta jornada, junto con el presidente de la CEJ, Manuel Alfonso Torres, ha destacado que se trata de una iniciativa del Gobierno andaluz cuya finalidad es paliar la actual restricción de crédito a empresas industriales que tengan proyectos de inversión y/o gastos, y que mediante la concesión de préstamos de recapitalización estas empresas podrán mejorar su capacidad de financiación, ganar tamaño y crear empleo. Cobo ha recordado la situación de este sector, especialmente vulnerable ante la reducción de créditos, y ha detallado que en el país sólo el 40% de las pymes consiguen actualmente los préstamos que solicitan.

Se trata de la principal medida que se recoge mediante la fórmula del Decreto Ley (por las situaciones de urgente necesidad que la motivan), al que la Junta destinará un total de 150 millones de euros (cofinanciados por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional). Concretamente, el presupuesto para este año 2014 será de 58 millones.

La delegada de Economía y Empleo ha señalado la importancia del tejido de pymes industriales. Así, ha insistido en que la Junta apuesta por promover el crecimiento y el empleo en todos los sectores económicos, incluido el sector industrial, “fundamental para la superación de la crisis en Andalucía, como manifestó la presidenta andaluza”.
Cobo ha explicado que estas ayudas a pymes industriales se pueden solicitar ya y hasta el 30 de junio próximo. Ha insistido en que los objetivos principales de este programa son facilitar a las empresas con necesidades de financiación para circulante o que vayan a realizar cualquier tipo de inversión, el acceso a fórmulas de recapitalización empresarial para garantizar o mejorar sus estructuras financieras, responder a sus necesidades económicas y de financiación, potenciar proyectos de crecimiento o consolidación empresarial en sectores que aportan valor añadido y ocupación a la economía andaluza y afrontar con mayor capacidad financiera la actual coyuntura económica.

Esta convocatoria pone a disposición de las pymes industriales préstamos blandos de recapitalización sometidos a derecho privado en condiciones preferenciales o más favorables que las de mercado por el tipo de interés, el plazo de amortización, la no aplicación de comi-siones y por las características de las garantías que deberán aportarse.

Los préstamos se vincularán a planes de negocio que las empresas deberán definir de acuerdo con sus actividades y capacidades financieras, comerciales y tecnológicas. No podrán superar los 200.000 euros y deberán aportar una ampliación de capital al menos del 25% del total del crédito. Tampoco serán superiores al 25% de los recursos propios de la sociedad en el momento de su solicitud.

Concesión por concurrencia competitiva
La concesión de estas ayudas será por concurrencia competitiva, es decir, se concederán a las pymes industriales seleccionadas sobre la base de tres criterios: la solvencia económica de las empresas, la calidad de los proyectos empresariales presentados y la responsabilidad social. Así, se pretende apostar por la cultura del riesgo y por los empresarios que quieren invertir, ganar tamaño y crear empleo.

Podrán solicitar estas ayudas las pymes industriales con domicilio social y fiscal en Andalucía, forma jurídica de sociedad mercantil o cooperativa, una plantilla igual o inferior a 50 trabajadores y al menos cuatro años de actividad continuada, entre otros requisitos. Se primarán los sectores estratégicos: aeroespacial, agroindustria, metal-mecánico, TICs, biotecnología, energético y medioambiental, química, naval, piedra, cerámica y mueble (hábitat) y moda.

En materia de responsabilidad social, se valorará adicionalmente la inclusión de planes específicos de igualdad entre hombres y mujeres y de conciliación de la vida laboral y familiar, así como la localización de las inversiones en municipios de baja actividad económica. También se puntuará a las empresas que superen el 5% de personal con discapacidad y a las que tengan más del 10% del capital social repartido entre más del 20% de la plantilla.

Los planes de negocio pueden incluir, entre otros capítulos, ad-quisición de terrenos; acometidas de servicios; obras de urbanización y construcción de naves; dotación de bienes de equipo y de instalaciones y programas informáticos; trabajos de planificación, ingeniería y dirección facultativa, y adquisición de patentes y licencias de explotación.

Los préstamos serán compatibles con otros recursos financieros para la mismas finalidades que procedan de administraciones y entes privados, tanto nacionales como de la Unión Europea y de otros organismos internacionales, siempre y cuando el importe de los mismos no supere los costes de los proyectos incentivados.

  • COMPARTIR EN
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Google+