La política del Gobierno Central en energías renovables frena la implantación de 2.750 nuevos empleos en Cádiz y pone en peligro otros 568

Cádiz21/12/2012

La política del Gobierno Central en energías renovables frena la implantación de 2.750 nuevos empleos en Cádiz y pone en peligro otros 568

La Junta de Andalucía alerta de que la paralización de las primas a renovables afecta a una inversión prevista para la provincia gaditana de 952,5 millones de euros

La paralización de las primas a energías renovables impuesta por el Gobierno central está poniendo en peligro 2.750 empleos previstos en la provincia gaditana y una inversión inicial asociada a la construcción de nuevos proyectos de 952,5 millones de euros, según estimaciones de la Agencia Andaluza de la Energía, organismo adscrito a la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo. La publicación este año del Real Decreto Ley 1/2012 ha supuesto la supresión temporal del mecanismo de preasignación, y por tanto, de las primas para nuevos proyectos que utilicen tecnologías renovables para la producción de electricidad y cogeneraciones.

Como explica la delegada territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Angelines Ortiz, en la provincia de Cádiz, esta paralización afecta a 139 proyectos previstos y priorizados por la Junta de Andalucía (varios de ellos concentrados en municipios como Jerez, Medina o Vejer, y, predominantemente, de energía eólica), que en estos momentos no pueden acceder a esta preasignación. Suponen, en su conjunto, una potencia total de 605 megavatios (MW) para la provincia gaditana.

Por otra parte, la Ley de Medidas Fiscales para la Sostenibilidad Energética, es decir, la denominada reforma energética, fue aprobada ayer por el Congreso de los Diputados y entrará en vigor el 1 de enero de 2013, afectando negativamente a proyectos de tecnologías renovables y cogeneraciones para generación de electricidad, que en Cádiz se elevan a los 786. En términos de potencia, 1.677 MW de instalaciones renovables y cogeneraciones se verán afectados por esta nueva reforma energética del Gobierno central, que conlleva asociados 568 empleos. Esta reforma afectará a la rentabilidad de los proyectos actualmente en funcionamiento, fijando en un 7% la tasa a la generación eléctrica. En este sentido, la subida tendrá un fuerte impacto en la provincia gaditana, puesto que en ella se encuentran instalaciones que suponen más del 40% de la generación eléctrica de toda Andalucía, por lo que su repercusión será más que notable en Cádiz.

Según valora Angelines Ortiz, “esta Ley es una verdadera amenaza”, ya que “lejos de incentivar las energías renovables, las penaliza y asfixia a las empresas del sector, a base de más impuestos, y a los ciudadanos que verán aumentadas sus facturas cuando las suministradoras y productoras repercutan en ellas las nuevas tasas estatales”. En Cádiz, las actividades principales del sector renovable son la construcción, operación y mantenimiento de plantas de generación eléctrica y térmica, y la fabricación de biocarburantes. El empleo asociado a la energía renovable en la provincia gaditana es de casi 3.000 puestos de trabajo, entre directos e indirectos, y se calcula que más de 100 empresas ejercen actividades relacionadas con este sector.

Desde la Junta de Andalucía se muestra preocupación por esta nueva normativa, pues se considera que no va a terminar con el déficit tarifario, sino que sólo tiene una finalidad recaudatoria que, al tiempo, lastra la competitividad de la economía andaluza. Pese a esto, la Junta seguirá con su apuesta por las políticas de ahorro y eficiencia energética a través de su Orden de Incentivos (en vigor desde el año 2009 hasta el 2014, dando seguridad en el tiempo) y de los Fondos Reembolsables en un escenario en el que el Gobierno central no tiene ninguna previsión al respecto para el ejercicio de 2013.

Del mismo modo, ante la falta de regulación por parte del Gobierno de España respecto al Balance Neto (potestad exclusiva del Estado), Andalucía va a impulsar en el ámbito de sus competencias una normativa que posibilite el autoconsumo en Andalucía. La apuesta es que los ciudadanos y empresas puedan consumir la energía que generen, especialmente a través de la tecnología fotovoltaica, toda vez que el autoconsumo es una oportunidad para mejorar el sistema energético que posibilita acercar la generación eléctrica a los centros de consumo, consiguiendo una mayor eficiencia al evitar, entre otras cuestiones, las pérdidas en la red eléctrica. El Real Decreto 1699/2011 abrió la puerta a estas instalaciones asociadas a centros de consumo.

La Junta de Andalucía considera que los recortes del Gobierno central en materia energética limitan la implantación de instalaciones de energías renovables frente a las convencionales de origen fósil.

  • COMPARTIR EN
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Google+