Sánchez Maldonado defiende la política económica andaluza que empieza a dar resultados diferenciales en el mercado de trabajo

Andalucía03/10/2013

Sánchez Maldonado defiende la política económica andaluza que empieza a dar resultados diferenciales en el mercado de trabajo

En el segundo trimestre se crearon en la Comunidad 61.700 empleos respecto al trimestre anterior, lo que supone más del 40% de España

El consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, José Sánchez Maldonado, ha defendido hoy en la comisión del Parlamento de Andalucía la actuación del Gobierno andaluz en relación a la crisis, desigual respecto a la que está llevando a cabo el Gobierno de España, pues “empieza a dar resultados diferenciales” en la economía y el mercado de trabajo.

Ejemplo de ello es el balance de la primera mitad del año, en términos de PIB, que es “más favorable” para Andalucía que para el conjunto de la economía española. El PIB cae en términos reales, y de manera acumulada en el primer semestre, un 0,3% en Andalucía, frente a un 0,5% en España. Según el consejero, “esto viene a confirmar lo que otros indicadores, como la iniciativa y confianza empresarial, exportaciones o turismo, vienen apuntando, con mejores resultados en Andalucía en lo que va de año que en el conjunto de la economía española”. 

Estos resultados “se trasladan al mercado laboral”, ha destacado Sánchez Maldonado. Los datos de la última Encuesta de Población Activa (EPA), referida al segundo trimestre, que muestran resultados “muy positivos” para Andalucía, pues reflejan un aumento del empleo y descenso del número de parados. Concretamente, en el segundo trimestre se crearon en Andalucía 61.700 empleos respecto al trimestre anterior, lo que supone más del 40% del empleo creado en España. Además, en Andalucía se creó empleo en todos los sectores productivos, y que se creó empleo indefinido, mientras en el resto de España no.

Junto a ello, el paro disminuyó en  33.300 personas en Andalucía en el segundo trimestre respecto al precedente, descenso que es el mayor en un segundo trimestre desde 1999. A ello hay que unir los últimos datos conocidos de paro registrado en el mes de septiembre, que muestran que por primera vez desde antes de la crisis (marzo de 2007), el desempleo en Andalucía está cayendo en términos interanuales (-0,5%), circunstancia que no se produce en el resto de CCAA, siendo el balance global de la economía española de un incremento interanual del paro registrado en septiembre del 0,4%.

Con este escenario y al objeto de “consolidar esta mejoría”, el consejero, quien ha valorado el “cambio” que se esta produciendo en el contexto macroeconómico por las instituciones europeas, ha solicitado al Gobierno central cambiar su política económica con medidas que fomenten el crecimiento y permitan la creación de empleo neto para crear un “círculo virtuoso” entre el aumento del empleo, el consumo, la inversión y el crecimiento económico.

Sin embargo, ha lamentado Sánchez Maldonado, “no se detecta ningún cambio relevante” en la política económica española, circunstancia que se ha constatado una vez conocido el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el año 2014. Algo que le preocupa porque “no mejora” la financiación de la economía productiva haciendo que fluya el crédito a empresas y familias, tampoco “se observa” medidas que estimulen los factores productivos, “no se refuerza” las políticas activas de empleo, “no se establecen” medidas para reforzar las políticas de inclusión “ni se llega a un acuerdo con los agentes económicos y sociales más representativos” para consensuar un conjunto de medidas y la estrategia para salir de la crisis.

Deterioro con la reforma laboral

El consejero ha aprovechado esta comparecencia para analizar el comportamiento de la economía española y andaluza en dos momentos diferenciados: el periodo 2007-2011 y a partir de 2012.  En su opinión, se ha producido “un cambio sustancial” y se ha pasado de una política económica orientada a la consolidación fiscal y al crecimiento, a otra que “confunde reformar con recortar”, y que ha llevado al “mayor recorte del gasto público y aumento de impuestos de la historia de la democracia, y al mayor atentado al Estado de Derecho de nuestra historia contemporánea”.

Un “deterioro” de la economía que se traslada al mercado de trabajo y al que se añade un cambio en el marco regulatorio con la aprobación de una Reforma Laboral, en marzo de 2012, “con carácter de urgencia y sin ningún tipo de consenso con los agentes sociales”, ha lamentado Sánchez Maldonado.

A este respecto, ha criticado los resultados de esta norma que “no pueden ser más contrarios a los inicialmente pretendidos”. Así, ha aumentado el ritmo de destrucción de empleo, que incluso afecta al empleo indefinido; ha repuntado los expedientes de regulación de empleo, y  se ha deteriorado significativamente la negociación colectiva, aumentando la conflictividad laboral.

Otra forma de actuar

Para terminar, ha considerado que, en los frentes en los que tiene posibilidad de intervención para la mejora de la economía y el empleo, según las competencias que tiene atribuidas, la Junta de Andalucía ha actuado “de forma muy distinta” a como lo está haciendo el actual Gobierno de España.

Y como muestra de ello ha mencionado las políticas de oferta puestas en marcha por la Junta de Andalucía, que han reforzado el potencial de crecimiento y generación de empleo de la economía andaluza; las políticas de empleo, centradas en los segmentos de población más afectados y en el impulso a la inversión pública, y el “clima social proclive”, propiciado por el Gobierno andaluz reflejado en el Acuerdo para el Progreso Económico y Social de Andalucía.

  • COMPARTIR EN
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Google+