Granada19/09/2017

La Junta prevé la implantación de nuevos proyectos empresariales en el Parque Tecnológico de la Salud

La delegada del Gobierno y el director general de IDEA presentan las nuevas ayudas que priman al máximo la ubicación en estos espacios tecnológicos

La delegada del Gobierno andaluz, Sandra García, ha señalado hoy que las nuevas órdenes de incentivos al desarrollo empresarial de la Junta de Andalucía van a propiciar el crecimiento de espacios tecnológicos como el Parque Tecnológico de Ciencias de la Salud (PTS), gracias a la ubicación en ellos de nuevos proyectos empresariales que serán incentivados en el marco de las nuevas órdenes y cuyas cuantías alcanzan el máximo previsto en los casos en los que los proyectos empresariales pertenezcan a estos espacios.

Así lo ha manifestado esta mañana durante la presentación de las nuevas órdenes ante el casi centenar de empresas de la provincia que han acudido al BIC Granada y en la que ha estado acompañada por el delegado territorial de Economía y Empleo, Juan José Martín Arcos, y el director general de la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía, Antonio González. En este sentido, la delegada del Gobierno ha subrayado que los parques tecnológicos como el PTS está llamados a contribuir al crecimiento empresarial y que el Gobierno andaluz “continuará apostando por estos espacios” fijando la máxima cuantía de ayuda en los nuevos incentivos.
Sandra García ha recordado los principales aspectos de los nuevos incentivos, que cuentan con un presupuesto de más de 240 millones de euros (230 procedentes de fondos FEDER y 12,5 de fondos propios de la Junta para los proyectos de grandes empresas) y ha enumerado importantes novedades como la ampliación de los tipos de beneficiarios, ya que además de pymes y autónomos, también se contempla a asociaciones de empresas y a grandes empresas. También se han simplificado los requisitos y la gestión, se ha ampliado la tipología de proyectos (incluyendo proyectos de spin-off industriales, servicios avanzados y de transformación digital) y se han primado aspectos como la igualdad de género.

El pasado 8 de junio se publicaron en BOJA las dos nuevas órdenes que, gestionadas por IDEA, destinarán durante el periodo 2017-2020 un total de 229 millones de euros: la primera concede subvenciones a las empresas para el desarrollo industrial, la mejora de la competitividad, la transformación digital y la creación de empleo 2017-2020; y en la segunda, las subvenciones están destinadas a la promoción de la investigación industrial, el desarrollo experimental y la innovación empresarial en Andalucía.

El director general de IDEA ha detallado que la primera orden cuenta con una dotación presupuestaria inicial de 157,5 millones de euros y tiene el objetivo de favorecer el fortalecimiento de la industria, la creación y el crecimiento de empresas generadoras de empleo y el impulso de la innovación productiva en los ámbitos de la especialización inteligente y la incorporación de servicios avanzados para la gestión empresarial, la dinamización empresarial y la cooperación.

Contempla cinco líneas de ayudas: a la creación de actividad económica, a la mejora de la competitividad de empresas, una tercera para proyectos altamente generadores de empleo, la cuarta para proyectos de incorporación de servicios avanzados para la gestión empresarial e iniciativas de dinamización empresarial; y la quinta para fomentar la transformación digital de las pymes. En esta orden, el porcentaje de subvención puede superar el 70%, dependiendo del tamaño de la empresa y del régimen de ayudas aplicable en cada caso.

Investigación industrial

La segunda orden, destinada a la investigación industrial, el desarrollo experimental y la innovación empresarial, está dotada inicialmente con 84 millones de euros y tiene como objetivo promover la investigación, el desarrollo y la innovación empresarial en Andalucía.

Además de la concurrencia competitiva, las novedades más destacadas de esta nueva orden son la simplificación de los criterios de valoración de los proyectos y de los procesos de justificación de las inversiones; la incorporación de nuevas tipologías de proyectos; el pago de las ayudas por hitos; la optimización de los regímenes de ayudas para poder conceder incentivos de hasta el 75% de la inversión subvencionable; y el desarrollo de nuevas fórmulas que permitan la complementariedad con otras fuentes de financiación públicas.

La orden fija tres líneas de apoyo diferentes: Programa de Apoyo a la I+D+i Empresarial, Programa de Fomento de la I+D+i Internacional y el Programa de Liderazgo en Innovación Abierta, Estratégica y Singular.

Desde este verano se pueden solicitar los incentivos empresariales de ambas órdenes, excepto las ayudas destinadas a los proyectos de unidades de innovación conjunta (que verán la luz este mes de septiembre) y los proyectos colaborativos, previstos para el último el último trimestre de este año. Los incentivos para proyectos singulares y estratégicos se publicarán en el primer semestre de 2018.

  • COMPARTIR EN
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Google+