«Volver

La especialización y el uso de instrumentos financieros serán las claves del nuevo marco comunitario 2014-2020

En la clausura del Encuentro Internacional sobre Política Regional Europea celebrado ayer y hoy en Sevilla se ha recordado que el marco 2007-2013 fue diseñado antes de la crisis pero ha sido ejecutado durante ella y es con estos nuevos parámetros como deberían analizarse sus resultados

La concentración de los recursos en pocas pero muy elegidas prioridades y el uso de instrumentos financieros serán las claves que definirán la gestión del nuevo marco europeo 2014-2020, con el objeto de alcanzar los objetivos de Europa 2020 la estrategia de crecimiento de la UE para los próximos 10 años. Esa ha sido la conclusión más destacada del Encuentro Internacional sobre Política Regional en Europa, que ha sido organizado por la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía IDEA y que ha contado con representantes de la Comisión Europea, del Parlamento Europeo, del Gobierno central, de la Junta de Andalucía, autoridades de otras regiones europeas y empresas para debatir sobre el presente y futuro de los fondos procedentes de la UE.
 
En esas prioridades deberá prestarse especial atención a las PYMEs, la I+D+i, las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs), la creación de empleo y la eficiencia energética, entre otras. Más concretamente y en relación a la Política de Cohesión y TICs, cabe destacar que las TICs son uno de los 11 objetivos temáticos de la Europa 2020, además de ser un objetivo transversal, y que recogerá gran parte de fondos FEDER. El representante de la DG Connet de la Comisión Europea Miguel González-Sancho ha citado la experiencia de Guadalinfo en Andalucía como ejemplo de buenas prácticas en esta materia.
 
Por su parte, la representante de la DG Empresa e Industria de la Comisión, Eliana Garcés, ha resaltado que por primera vez en muchos años se va a celebrar el próximo mes de febrero un Consejo de Ministros centrado en Política Industrial y Competitividad. Garcés apuntó que “en 2012 la Comisión Europea publicó su propuesta de estrategia industrial basada en cuatro pilares: facilitar el acceso al capital, el desarrollo de capacidades y del capital humano, nuevas oportunidades de mercado y el fomento de la innovación” y continuó: “aunque en 2013 la recuperación comienza a hacerse visible, el empleo en la industria no acaba de materializarse. La intensidad y la persistencia de la crisis nos ha tomado por sorpresa, la inversión en la industria no ha vuelto aún todavía”. 
 
Finalmente, en cuanto a materia energética Samuele Furfari, de la DG ENERGY de la Comisión Europea recordó que la Comunidad Económica Europea (CEE) comenzó siendo la puesta en común del mercado del carbón y señaló que “están preparando un Plan sobre Energía y Clima en el Horizonte 2030 que se espera pueda ver la luz a finales del próximo mes de enero, y sobre el que se está discutiendo en torno a los objetivos. Hay que reflexionar sobre cuales están siendo las conclusiones del plan de 2008, y cuáles han sido las lecciones y los resultados”.
 
Furfari señaló además que “hay que pensar de otra manera en el sector de la energía, a muy largo plazo. En el período 2007-2013, se dedicó a energía tan solo el 3% de los fondos estructurales, 11.000 millones de euros. Las regiones de transición como Andalucía dedicarán el 15% de los fondos a política energética. El objetivo debe ser animar y promocionar la cogeneración de energía, y bajar los costes en pro del impulso a la competitividad empresarial”.
 
Resultados del marco 2007-2013
 
En palabras del representante de la DG REGIO, Andrea Mairate, “Andalucía ha sido de las regiones europeas que más fondos ha recibido, y estos fondos han sido la clave para la conectividad interna y para la visibilidad externa de Andalucía, al haberse producido avances muy notables en materia de infraestructuras, educación, medio ambiente, patrimonio histórico-cultural, entre otros. Estas mejoras servirán para abordar nuevos retos”
 
En la sesión de balance del período 2007-2013, celebrada durante la jornada de ayer, se analizaron las realidades e indicadores macroeconómicos de hace siete años y cómo se ha evolucionado en los distintos países de la UE, con las diferencias propias en los países del norte donde el fondo de cohesión ha jugado de plataforma de innovación, y en los países de nueva adhesión, donde se han enfrentado por primera vez a la implementación de recursos con los criterios y exigencias europeos, mientras que en los países del sur, como es el caso de España, han contribuido a una mejora del desarrollo regional. 
 
Según indicó Mairate, en este periodo 2007-2013 los resultados de la política de Cohesión medidos con los indicadores de seguimiento hasta 2012 señalan que, por ejemplo, los resultados medioambientales, de transporte y de I+D son positivos en España. 
 
Por ejemplo, la gestión de la Subvención Global Innovación-Tecnología-Empresa 2007-2013, uno de los instrumentos del Programa Operativo FEDER Andalucía, por parte de la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA), organismo adscrito a la Consejería de Economía y encargada de gestionar este instrumento europeo desde 1991, ha supuesto hasta el momento más de 5.000 millones de inversión empresarial y la creación de 27.886 puestos de trabajo mediante un incentivo público de 988,9 millones de euros.
 
Cabe destacar que todos los participantes han insistido en que estos fondos se negociaron antes de que la crisis hiciera su aparición, y se han implementado en un escenario para el que no habían sido planificados. Desde este enfoque es desde el que se debieran ser valorados e interpretados.
 
Por su parte, la directora general de Fondos Europeos de la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia  y Empleo, Patricia Eguilior, señaló que “en Andalucía es evidente que mediante la Política de Cohesión hemos obtenido grandes beneficios que se han traducido en resultados sobre nuestra economía y para los ciudadanos”, entre los que destacó que “el Producto Interior Bruto per cápita en Andalucía se ha multiplicado por 4,7 desde 1985 (en 2012, alcanzó 16.960 euros por habitante) y que entre 1986 y 2010,  Andalucía ha convergido en 22 puntos porcentuales”.
 
Instrumentos financieros y RIS3
 
Igualmente, los participantes reflexionaron sobre cuáles son los Instrumentos que más pueden necesitar las empresas a la hora de prestarles apoyo mediante financiación pública, cuáles son las principales necesidades de financiación de las PYMEs, los vehículos de inversión que necesitan, qué mecanismos de financiación no existen en Europa, que por ejemplo tienen las empresas a su disposición en EEUU, cuáles son las necesidades de formación, de apoyo en las vías de búsqueda de inversores, de marketing, de ventas, los obstáculos legislativos y normativos que puedan existir, etc.
 
Desde Flandes, Murcia, Valencia, Castilla- León y Andalucía se presentaron varios casos de buenas prácticas y se alcanzó la conclusión de que todas estas prioridades deben recogerse en las Estrategias de Investigación e Innovación para la Especialización Inteligente. “Se impone, señalaron los representantes de las entidades de desarrollos de estas comunidades autónomas, un cambio de enfoque, de mentalidad”. 
 
Para finalizar, resulta especialmente destacable la reflexión de Christian Saublens, director ejecutivo de EURADA (la asociación europea de agencias regionales): “el mayor reto será definir el nuevo papel para las agencias de cara a la postcrisis, fomentando la competitividad para las empresas locales y apoyando la innovación, construyendo nuevas formas de ecosistemas y cadenas de valor añadido. Las regiones se enfrentan a cuellos de botella estructurales que deben abordar desde nuevos parámetros, buscando sus clientes, prestando más atención a la innovación social, y haciendo un seguimiento real a las intervenciones realizadas. Hay muchos tipos de PYMEs y muchos tipos de innovación, y habrá que cruzarlas para acertar con el tipo de innovación que necesitan las empresas de nuestro territorio, que se adecúe a nuestro tipo de emprendedor”. 
Siguiente